domingo, 18 de abril de 2010

Un par de chistes

- Mi hermano José acaba de ganar brillamente su primer pleito.
- Ah, ¿pero es abogado?
- Sí, ¿no lo sabías?
- No, le tenía por una buena persona.




Samuelito, de nueve años de edad, regresó de la sinagoga, y su mamá le preguntó:
- ¿Qué te enseñaron hoy?
- El rabino nos contó que Moisés se introdujo detrás de las líneas enemigas en una misión de rescate para sacar a los israelitas de Egipto. Cuando llegaron al Mar Rojo, Moisés dio órdenes a sus ingenieros para que construyesen un puente. Una vez que toda la gente pasó al otro lado, Moisés, para evitar que el ejército egipcio los persiga y les de alcance, llamó por su teléfono móvil al Cuartel General y pidió que de inmediato envíen aviones a bombardear y destruir el puente. Y así se salvaron todos los israelitas.
Su madre, incrédula, le preguntó:
- ¿Es eso lo que os contó el rabino?
- Bueno, en verdad no. ¡Pero si te cuento la versión del rabino nunca me creerías!

3 comentarios:

  1. jajajajaja, el de Moisés me ha encantado.

    Y la plaquita del albañil, obra maestra ;)

    ResponderEliminar