lunes, 26 de octubre de 2009

Hacer feliz a una mujer


Hacer feliz a una mujer es fácil... Sólo se necesita ser:

Amigo, compañero, amante, hermano, padre, educador, cocinero, mecánico, decorador de interiores, estilista, electricista, sexólogo, gineco-obstetra, psicólogo, psiquiatra, terapeuta, audaz, simpático, atlético, cariñoso, atento, caballeroso, inteligente, imaginativo, creativo, dulce, fuerte, comprensivo, tolerante, prudente, Ambicioso, capaz, valiente, decidido, confiable, respetuoso, apasionado, y sobre todo... muy solvente $$$

Del mismo modo, hay que poner atención en:

No ser celoso, pero tampoco desinteresado.
Llevarse bien con su familia, pero no dedicarles más tiempo que a ella. Darle su espacio, pero interesarte por dónde estuvo.
Y muy importante es: no olvidar las fechas de cumpleaños, aniversario de novios, de boda, santo, menstruación, fecha del primer beso, cumpleaños de la tía y del hermano o hermana más querida, cumpleaños de los abuelos, de la mejor amiga.

Desgraciadamente, el cumplir al pie de la letra estas instrucciones no garantiza al 100% la felicidad de ella, porque podría sentirse inmersa en una vida de sofocante perfección y fugarse con el primer desgraciado vividor que encuentre.
Dios dijo: ¡Amadlas! ... pero nunca dijo que había que entenderlas.

2 comentarios:

  1. Además, le agregaría: bien Hombre y sencillo...Será suficiente todo eso?

    ResponderEliminar